“Yo perdono pero no olvido.” ¿Alguna vez lo pensaste? Resulta que el Perdón no es tan fácil, rápido e instantáneo como pensábamos. Desmond Tutu, Premio Nobel de la Paz, explica cuál es el Verdadero Camino del Perdón, en 4 simples pasos. Seguí leyendo para enterarte y empezar tu proceso de sanación.

¿Quién es?

Desmond Mpilo Tutu, hijo de una empleada doméstica y un maestro de escuela, nació el 7 de octubre de 1931 en la población sudafricana de Klerksdorp.

Tutu es un clérigo y pacifista sudafricano que adquirió fama internacional durante la década de 1980 a causa de su lucha contra el Apartheid. Tutu fue el primer sudafricano negro en ser elegido y ordenado como Arzobispo Anglicano de Ciudad del Cabo (Sudáfrica) y luego Primado de la entonces Iglesia de la Provincia de África Meridional (actualmente Iglesia Anglicana de África Meridional).

 


¿Qué Es Apartheid?

El apartheid fue el sistema de segregación racial en Sudáfrica que se mantuvo hasta el año 1992. Apartheid significa “separación” en afrikáans, (lengua germánica derivada del neerlandés hablada principalmente en Sudáfrica y Namibia).

consistía en la creación de lugares separados, tanto habitacionales como de estudio o de recreo, para los diferentes grupos raciales; en el poder exclusivo de la raza blanca para ejercer el voto; en la prohibición de matrimonios o incluso relaciones sexuales entre blancos y negros; y en la división de los diferentes grupos raciales para promover el “desarrollo”. Todo este movimiento estaba dirigido por la raza blanca, que instauró todo tipo de leyes que cubrían, en general, aspectos sociales. Se hacía una clasificación racial de acuerdo a la apariencia, a la aceptación social o a la ascendencia.

El propósito del apartheid era conservar el poder para la minoría blanca, 21 % de la población, que en otras condiciones habría perdido su posición de privilegio. Antes de la victoria del partido Nacional en 1948, los negros podían votar pero con muchas restricciones.



“Si eres neutral en situaciones de injusticia
es que has elegido el lado opresor”. (Desmond Tutu)

 


Tutu abogó constantemente por la reconciliación entre todos los grupos implicados en el apartheid, denunció al gobierno blanco minoritario por su política racista contra la mayoría de la población negra y condenó a los grupos antiapartheid que efectuaban o propiciaban actuaciones violentas y terroristas, como el Congreso Nacional Africano y diversos grupos de extrema izquierda. Tutu llamó a la población a la desobediencia civil.

El 15 de octubre de 1984 le fue concedido el Premio Nobel de la Paz «por su constante lucha contra el apartheid».

El Verdadero Perdón: El Camino Cuádruple

1: Contar La Historia

En cualquier momento podemos sufrir un daño importante. Y quizás pensamos que no es justo, que no lo merecemos. Pero igual nos sucede, igual sufrimos. Lo importante, sin embargo, es lo que hacemos después. Cada vez que nos lastiman debemos tomar una decisión: seguir el camino del perdón o ir por el camino de la represalia. ¿Qué solés hacer vos? Por más duro que sea nuestro dolor, por más profundo y anesteciante nuestro sufrimiento, debemos tomar una decisión.

Podemos optar por tomar represalias, por devolver aquello que nos hicieron, por lastimar también, en la falsa creencia de que ésto mejorará nuestra vida, nos devolverá aquello que nos fue quitado, que funcionará como bálsamo para nuestras heridas.

 

O podemos optar por la aceptación , admitiendo que debemos dejar de creer que podemos cambiar el pasado – incluso con represalia o violencia.

“El viaje a la aceptación comienza en el dolor
y termina en la esperanza.”

Sea lo que sea que viviste, lo que te sucedió, lo que perdiste, sólo vas a poder repararlo y reencontrarlo contando qué pasó.

Contar la historia es la forma en que recuperamos nuestra dignidad luego de haber sido perjudicados. Contar nuestra historia nos ayuda a integrar nuestros recuerdos implícitos y comenzar a recuperarnos de nuestros traumas.

¿Cómo Contar Tu Historia?

  1. Decí siempre la verdad
  2. Comenzá por los hechos
  3. Contá tu historia a un amigo, ser querido o persona de confianza
  4. Pensá en la posibilidad de contar tu historia a quien te haya lastimado, o escribirle una carta
  5. Reconocé y aceptá que lo que pasó no puede cambiarse ni borrarse

2: Nombrar La Pena

Dar nombre a nuestras emociones es la forma en que podemos entender cómo nos afectó lo ocurrido. Cuando relatamos los hechos, debemos hacer frene a nuestros sentimientos. Aunque nos resistamos a enfrentar la verdad de nuestros sentimientos o la hondura de nuestro dolor, ésta es la única manera en que podemos recuperarnos y seguir adelante. Y cuando empezamos a sanar, la relación con nuestra historia se relaja.

“No podemos deshacernos de sentimientos que no hemos admitido.”

Damos voz a nuestras penas no para hacernos los mártires, sino para liberarnos del rencor, la cólera, la vergüenza o el desprecio por nosotros mismos, el cual suele ulcerarse y acumularse en nuestro interior cuando no tocamos nuestro agravio no aprendemos a perdonar.

Debemos hacer todo lo posible para arrancar de raíz nuestro dolor. Nombrar la pena nos permite empezar a reparar nuestro dolor y sufrimiento.

¿Cómo Nombrar Tu Pena?

  1. Identificá los sentimientos contenidos en los hechos.
  2. Importante: Ningún sentimientos es malo o inválido
  3. Date tiempo para procesar este “duelo” y honrá tu proceso de sanación
  4. Buscá a un amigo o ser querido que escuche tus sentimientos sin querer corregirlos o remediarlos
  5. Aceptá tu vulnerabilidad
  6. Seguí adelante cuando te sientas listo/a

3: Conceder El Perdón

Una vez que hemos contado nuestra historia y nombrado nuestra pena, el siguiente paso es conceder perdón. Elegimos el perdón porque nos permite hallar la libertad y evita que nos estanquemos en un interminable circuito de contar nuestra historia y nombrar nuestra pena. Es la manera en que pasamos de víctimas a héroes. La víctima siempre se queda en una posición de debilidad y estás sujeta a los caprichos ajenos. El héroe, en cambio, determina su destino y futuro ya que tiene la fortaleza y la capacidad de ser generoso e indulgente.

 

Si podemos perdonar es porque somos capaces de reconocer
nuestra humanidad compartida.

 

Somos capaces de reconocer que todos somos seres humanos a veces frágiles, vulnerables e imperfectos, capaces de crueldad. De reconocer que nadie nace malo y que todos somos más de lo peor que hayamos hecho en nuestra vida. una vida humana es una mezcla de bondad, belleza, crueldad, pena, amor y miles de cosas más.

Aunque parezcan tan simples, las palabras “Te Perdono” suelen ser muy difíciles de decir, y más todavía de sentir.

¿Cómo Concedo el Perdón?

  1. El perdón es una decisión
  2. Crecemos a través del perdón
  3. Perdonar es la forma en que pasamos de víctimas a héroes en nuestra historia
  4. Sabemos que hemos sanado cuando podemos contar una historia nueva.

4: Renovar O Terminar La Relación

El perdón no es el final del camino cuádruple, porque otorgarlo no es el final del proceso de recuperación. Luego de que has sido capaz de perdonar, el último paso es renovar o terminar tu relación con quien te hizo daño. Para concluir el viaje del perdón y generar la recuperación y paz que estabas buscando debés decidir si querés renovar o terminar la relación.

“Únicamente si renovás o terminás tu relación podrás tener un futuro sin las restricciones del pasado. Esta decisión es personal o sólo vos podés tomarla.”

¿Qué es terminar una relación?

Terminar la relación te permite liberarte de la victimación y el trauma y es negarse a permitir que una experiencia o una persona siga ocupando espacio en tu cabeza o tu corazón. Es finalizar no sólo la relación, sino también tu antigua historia de ella.

¿Qué es renovar una relación?

No es restaurarla. No retrocedemos adonde nos encontrábamos antes, ni pretendemos que nunca pasó. Renovar es crear una relación nueva a partir de nuestro sufrimiento y gracias a lo que ambos experimentamos juntos. Nuestras relaciones renovadas suelen ser más profundas porque hemos enfrentado la verdad y reconocido nuestra humanidad compartida.

¿Cómo Renovar o Terminar Una Relación?

  1. Siempre es preferible renovar, a menos que esté en juego la seguridad
  2. Pedí al agresor lo que necesites para renovar o terminar la relación
  3. Tal vez necesites una disculpa, una explicación, un objeto tangible o no volver a ver a esa persona
  4. Asumí tu responsabilidad frente a tu conflicto
  5. Cuando renueves tu relación, ésta va a ser más fuerte gracias a todo lo vivido
  6. Al renovar o terminar una relación, te liberás del papel de víctima y del trauma que te causó la situación.

 

 

 

Comentarios

comentarios