Regalame una sonrisa si alguna vez sufriste de dolor de cabeza. 🙂 Yo te regalo un cajón lleno de sonrisas porque ya perdí la cuenta de la cantidad de dolores de cabeza que padezco al año. ¿Por qué nos duele? ¿Por mala alimentación? ¿Será el hígado, el enojo, la “mala sangre”? Hoy desenvolvemos unos cuantos misterios relacionados al dolor de cabeza y compartimos tips y consejos para prevenir y aliviar estos dolores.

¿Qué Nos Dicen Los Dolores De cabeza Sobre Nuestra Salud?

Antes que nada, es una buena idea detectar dónde se ubica mayormente el dolor (en la nuca, hacia el hemisferio izquierdo o derecho, en la frente…), cuál es su intensidad y la hora en la que empezó a aquejarnos. Esto nos permite saber si el dolor parte de un desequilibrio físico o emocional.

¿Qué Causa El Dolor De Cabeza?

Son muchos los factores que pueden desencadenar en un dolor de cabeza. Pero los más importantes son:

  • el estrés
  • la deshidratación
  • el calor y las temperaturas muy altas
  • ver la televisión, la computadora o el celular durante mucho tiempo sin descanso
  • la música muy fuerte
  • fumar
  • el alcohol
  • la cafeína
  • saltarse comidas (en especial el almuerzo que es la comida más importante del día, según el Ayurveda)
  • falta de sueño o descanso (que no son lo mismo)
  • un golpe fuerte en la cabeza
  • viajes largos en auto, coche o colectivo

La Verdad De La Milanesa: El Dolor De Cabeza

Decime Dónde Te Duele

1. Dolor palpitante en la frente (lado derecho o izquierdo)

Si el dolor se manifiesta por la mañana o en las primeras horas del día su origen puede deberse a problemas digestivos: gastritis, colon irritado, etc. o debido a un exceso de analgésicos u otros medicamentos. También está relacionado a una falta de sueño.

2. Dolor en ambos hemisferios

Éste está asociado a la vesícula biliar y a una toma de decisión, la cual requirió no solo nuestra atención sino que produjo una tensión y estrés.

3. Frente y nariz (suele acompañar congestión nasal y lagrimeo)

En este caso, el dolor de cabeza está relacionado a los cambios estacionales que traen alergias o sinusitis. Este tipo de dolor se debe a la inflamación en los conductos de los senos paranasales que están detrás de las mejillas, la nariz y los ojos. El dolor suele ser peor cuando uno se inclina hacia adelante.

4. Dolor intermitente

El dolor intermitente de cabeza, que va y viene, se lo asocia con una falta o un exceso de cafeína. El hábito de ingerir ciertas sustancias hace que el cuerpo se acostumbre a su posterior respuesta (como ingerir muchas harinas o lácteos). Cuando el cuerpo está acostumbrado a la “taza de café” de todas las mañanas, y no hemos bebido nada, suele aparecer un dolor de cabeza que va y viene. Una buena idea, para no exceder el consumo de café, es remplazarlo por tés o infusiones. Las personas que toman muchas bebidas con cafeína pueden tener dolor de cabeza por abstinencia de la cafeína.

5. Migraña

La migraña es un malestar que, en el peor de los casos, puede durar varios días y regularmente es desencadenado por alimentos como el chocolate, ciertos quesos o el glutamato monosódico (un aditivo químico a base de sodio que suele estar presente en las comidas procesadas, refinadas o empaquetadas).

6. Parte media del cerebro

Aunque parezca una pavada, éste es un dolor muy común y se debe a algo muy sencillo: la pérdida de fluido corporal, es decir, a la deshidratación. Por eso es muy necesario beber líquido durante todo el día, en pequeños sorbos y, según recomienda el Ayurveda (la Medicina Tradicional de la India, y la más antigua ciencia de curar que existe), nunca fría, sino más bien tibia o caliente, para ayudar al proceso digestivo y mantener siempre cuidado nuestro organismo.

7. Tensiones

El tipo más frecuente de dolor de cabeza es el tensional, que es provocado por contracciones musculares. Ocurre cuando los músculos de la cabeza o del cuello se tensan o contraen demasiado. En este tipo de dolor de cabeza, el dolor suele ser sordo y constante. Se siente como si algo nos estuviera apretando o comprimiendo la frente, el cuello o ambos lados de la cabeza.

Tensión vs Migraña

Una importante diferencia entre el dolor de cabeza tensional y la migraña es que esta última a veces provoca malestar general o incluso vómitos. El dolor de cabeza tensional no suele provocar náuseas ni vómitos y no suele empeorar con la actividad física —otra cosa que puede ocurrir con las migrañas.

¿QUERÉS DEJAR DE PADECER DOLORES DE CABEZA? CLICK AQUÍ PARA CONOCER LA MÁGICA SOLUCIÓN

¿Cómo Aliviar El Dolor De Cabeza?

Como Hacía La Abuela

La mayoría de los dolores de cabeza suelen menguar o irse con un descanso o un sueño que estaba adeudado. Cundo te duela la cabeza, intentá acostarte en una habitación fresca, oscura y silenciosa y mantené los ojos cerrados. Poner un paño húmedo fresco sobre la frente puede también ayudar a aliviar el dolor. Tratá de respirar de forma consciente, profunda y completa. A causa del dolor, a veces la respiración es entrecortada o superficial y esto genera poca oxigenación del cerebro y mayor dolor.

Infusiones y Hierbas Mágicas

No, no es nada raro. Es más, es muy eficiente y súper recomendable: infusiones con hierbas relajantes. Para combatir la inflamación del dolor de cabeza es efectivo tomar infusiones o decocciones** de las siguientes hierbas relajantes, anti-inflamatorias:

  • Melisa
  • Valeriana
  • Pasiflora
  • Manzanilla
  • Tilo
  • Menta
  • Matricaria

 

** Por si no sabías:
La Infusión consiste en verter agua caliente en una taza o pava con las hierbas en un colador, dejándolas remojar sólo unos minutos (5 minutos es suficiente).

La decocción, en cambio, es un cuasi-cocinado y consiste en colocar las hierbas en un jarro con agua y hervir durante diez minutos (no más). Luego, se cuela el líquido y se bebe en sorbos lentos.

 

¡No Te Pre-ocupes! Ocupate

Es muy poco habitual que el dolor de cabeza sea un signo de algo grave. Pero sería recomendable consultar con un médico en caso de que te duela la cabeza de forma muy frecuente o si el dolor es distinto de los dolores de cabeza que has tenido hasta ahora; si el dolor es consecuente a alguna lesión, como un golpe en la cabeza; si presenta cambios en la visión, tales como visión borrosa o ver puntitos; si sentís hormigueos que acompañan al dolor de cabeza (por ejemplo, en brazos o piernas); si el dolor viene acompañado de erupciones en la piel; o si junto al dolor de cabeza, solés tenér fiebre.

¿QUERÉS DEJAR DE PADECER DOLORES DE CABEZA? AQUÍ ESTÁ LA SOLUCIÓN: CLICK AQUÍ 

Comentarios

comentarios