“La aceptación plena del momento actual – el aquí y ahora – te libera de las cargas emocionales de la mente y te permite fluir, disfrutando de la acción,  enfocando en el presente.” El Lic. Gonzalo Bosch White explica los beneficios del Mindfulness.

¿Qué Es Mindfulness?

En las últimas décadas la Psicología Positiva empezó a tratar el concepto de Mindfulness. Se entiende como conciencia plena en el presente, presencia atenta y reflexiva. Es el arte de centrarse en el momento presente de forma activa. Una opción por vivir lo que sucede en el aquí y el ahora, frente a vivir en la ilusión, el soñar despierto. Este estado de la mente es muy común, algo que todos nosotros seguramente hemos experimentado en algunas ocasiones de nuestra vida.

Plena Auto Consciencia

Cuando somos conscientes de lo que estamos haciendo, pensando o sintiendo, estamos practicando mindfulness. Lo que pasa es que habitualmente nuestra mente se encuentra vagando sin orientación, saltando de rama en rama, de un pensamiento a otro. Mindfulness es una capacidad humana que consiste en la posibilidad de ser conscientes de los contenidos de nuestra mente momento a momento. Algunos autores contemporáneos afirman que es la práctica de la autoconciencia.

El Estado De La Paz Interior

Si bien podemos tener una vaga idea teórica de lo que estamos hablando, para comprender este estado de conciencia es clave llevarlo a la práctica: ser conscientes del momento presente, de la propia experiencia y sentir un estado de paz interior. Es necesario dedicarle energía y constancia. Al practicarlo se aprende a centrar nuestra atención donde deseamos, evitando que preocupaciones y pensamientos nos aparten del presente. Cualquiera que haya practicado algún tipo de meditación, yoga, terapia, etc. conoce esas sensaciones y lo que se siente al centrarse en el presente.

Un Fin En Sí Mismo

En síntesis, Mindfulness es un fin en sí mismo, supondría una filosofía de vida, practicando en nuestras tareas habituales el ser conscientes de lo que estamos haciendo, por ejemplo, mientras lavamos los platos debemos lavarlos simplemente, lo cual significa que mientras lo hacemos somos totalmente conscientes de eso. En esos momentos somos totalmente nosotros mismos, siguiendo nuestra respiración, siendo conscientes de nuestra presencia y acción. Consiguiendo de esa manera un estado de plena atención que impide que nuestra mente divague dejándose llevar por la ola de pensamientos que la invaden permanentemente.
Cuando hacemos un retiro, entramos en un espacio diferente, alejándonos de los lugares habituales, buscando romper con los hábitos de tensión y agitación en los que estamos inmersos, mediante la disminución de los estímulos externos y distracciones. Nos relacionamos con la experiencia del momento presente a través de la práctica meditativa, la auto-observación, la contemplación y el disfrute.
Desde mi experiencia personal “atención plena” es estar en el presente de una manera especial: con intención, momento a momento y sin calificar. Es una forma amorosa que te permite aceptar tu realidad y ser consciente de tu luz y tu sombra viviendo cada instante a pleno desde el sentir. Para algunos puede ser solo un estado, para otros transformarse en una pauta cognitiva y para los más piolas es una actitud personal hacia los demás y el universo. Esto último se consigue con un entrenamiento sostenido en el tiempo donde se trabaje las miserias del Ego, sincero registro del sentir, mucho autoconocimiento y reprogramación de la mente. Las nuevas Terapias Psicológicas están apuntando hacia eso. Lo experimento en carne propia como paciente y como Terapeuta.

Lic. Gonzalo Bosch White – Psicólogo
email: gonzalobw@gmail.com

Comentarios

comentarios