Un grupo de científicos de la Universidad de Queensland, Australia, dieron detalles de la nueva técnica “repeated scanning ultrasound” (SUS); un proceso que con el uso de ultrasonidos logra eliminar la placa que se forma en el cerebro de los enfermos de Alzhéimer.

Se trata de la placa betamiloide, la cual interfiere en la sinapsis entre las neuronas cerebrales, informa la revista científica “Science Alert”.

Los investigadores utilizaron una prueba de ultrasonido combinada con microburbujas inyectadas en la sangre de ratones que padecen Alzhéimer. Estas microburbujas vibran en reacción a las ondas emitidas con el objetivo de abrir temporalmente la barrera protectora de sus cerebros y erosionar la placa betamiloide.

Utilizando esta técnica durante el transcurso de dos semanas se consiguió eliminar en un 75 por ciento las placas betamiloides sin causar daños en el tejido cerebral y una notable mejoría en la memoria, orientación y reconocimiento de objetos de los ratones tratados con ultrasonido.

El estudio revela que luego de varias semanas de tratamiento a ratones genéticamente alterados para producir la enfermedad, el 75% de los animales dejó de mostrar daños en el tejido cerebral: Mostraron recuperación de la memoria, la cual se puso a prueba en diversos ejercicios como por ejemplo hacerlos recorrer laberintos.

El tratamiento consiste en la estimulación de las células microgliales, las cuales forman parte del sistema inmunológico del cerebro y que se encargan de absorber placas de amiloides (asociadas a enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer).

El próximo paso será utilizar esta técnica en animales desarrollados como las ovejas, y para el 2017 se procedería a aplicarlos para los humanos.

Con pasos de ratón, damos zancadas en toda la humanidad.

Comentarios

comentarios