Quizás resulte difícil poder encontrar una relación ente el trabajo y la espiritualidad. Muchas personas creen que el trabajo y las finanzas son una cosa y que es desarrollo espiritual es otra. Pero ésta forma de pensar es errónea porque sostiene una idea del ser humano no como unidad sino como sistemas separados del ser. Hoy compartimos una forma de percibir todas nuestras realidades en comunión con la espiritualidad y la creatividad del Universo.

CONECTATE

Para descubrir quién somos en realidad, para adentrarnos en las profundidades de nuestro ser, sólo necesitamos “conectarnos“, llevar nuestra mirada hacia el interior y escuchar los susurros del alma. La conexión es la verdadera manera en que podemos ver más allá de nuestros sentidos porque nos permite elevar nuestra vibración más allá de la realidad que percibimos a través de nuestros pensamientos y condicionamientos sociales. La conexión nos eleva como seres espirituales que somos, a una experiencia de mayor consciencia.

El Network Marketing es justamente éso: network, red, conexión de personas. Porque más allá de ser un negocio y que el enfoque esté puesto en un emprendimiento, el medio por el cual se logra es a través de buenas relaciones interpersonales, a través de los vínculos.

SOMOS SERES VINCULARES

Hace unos cuantos años atrás, en una de mis primeras clases de Astrología Psicológica y Humanista, mi maestra y mentora dijo palabras que hoy en día siguen haciendo eco dentro de mi mente y mi corazón. Nos dijo: “somos seres vinculares… vinimos a vincularnos con otros.” Yo, como buena testaruda, pensé: No. Yo soy yo, y vine a hacer algo distinto del resto. Mi evolución y crecimiento personal dependen de mi, sin importar quién se encuentre a mi alrededor. Defiendo o entiendo un poco a la Mariana de aquel entonces. Porque es cierto que nuestro crecimiento y desarrollo personal depende íntegramente de nosotros mismos; nadie crecerá por nosotros. Todo el trabajo es propio. Pero, amorosamente, la Mariana de hoy agregaría que es mucho más enriquecedor cuando somos conscientes de la gente que nos rodea.

Hoy entiendo lo que mi maestra quiso decir tantos años atrás. “Somos Seres Vinculares.” Somos vínculo. Porque los aprendizajes más importantes de la vida vienen en forma de personas: un padre, una madre, un amigo, un hijo, un maestro. El desarrollo personal nunca es individual, sino que cada movimiento que ocurre en el universo genera una consecuencia en algún otro lado del espacio. Una sonrisa, un abrazo, una palabra contenedora pueden mover el mundo y los cimientos de la vida de la persona que los recibe.

Somos seres vinculares. Por eso es tan importante el mercadeo en Red. Porque promueve el desarrollo personal a través de vínculos sanos, inspirados en la abundancia y la prosperidad grupal. El crecimiento nunca será individual, sino de todos los que pertenecen a la red, a ese camino de cooperación y colaboración vincular. Todos somos eslabones únicos en una red de crecimiento tanto interno como externo.

¿QUÉ ES NETWORK MARKETING?

LOS 9 BENEFICIOS DEL MERCADEO EN RED

Comentarios

comentarios