Cómo Curar Con El Pensamiento, Según Bruce Lipton

Según Bruce Lipton, tu puedes reprogramar tu mente y cambiar las creencias que tuviste toda tu vida en quizás 15 o 20 minutos.
A través de una serie de ejercicios, puedes crear la rutina que te ayudará a reprogramar tu
mente y a crear salud, cambiando tu realidad. Puedes curar con tu pensamiento. ¿Te atreves a hacerlo?

Nuestra mente está dividida en dos grandes partes: la mente consciente y la mente
subconsciente. La mente subconsciente es el cerebro original y puede procesar 40 millones de bits de información por segundo, que obtiene de nuestro entorno.

La mente subconsciente es increíblemente rápida y poderosa, pero es totalmente habitual,
sistemática, no es creativa, solo puede hacer lo que aprendió, en la evolución.

La corteza prefrontal del cerebro da lugar a la conciencia y es una parte pequeña la que es consciente del yo. Esta consciencia es una opción adicional y la mayoría de la gente no la usa, pero esta parte solo puede procesar 40 bits de información por segundo.

La mente subconsciente es entonces un millón de veces más rápida y poderosa mientras que la consciente es lenta. Por este motivo, en momentos de crisis, estrés o emergencia operamos desde el subconsciente porque puede manejar muchísima información en muy poco tiempo.

La mente consciente puede controlar todo en tu cuerpo. Por ejemplo, los yoguis pueden regular su latido cardíaco, su presión arterial y temperatura corporal con la mente consciente. Entonces, mientras la mente consciente sólo puede manejar algunas cosas, la mente subconsciente puede realizar miles y miles de tareas al mismo tiempo.

Los neurocientíficos, como Bruce Lipton, Gregg Braden y Joe Dispenza (que te compartimos aquí arriba), han descubierto que es tu inconsciente realmente el que le da forma a tu vida y a tus decisiones.

Lo que ellos dicen es que somos conscientes de sólo el 5% de toda la actividad cognitiva, para la mayoría de la gente el 1% de su día es en la mente consciente, entonces cada día tu creas en tu mente creativa. La mente es consciente solo alrededor de 1% de lo que está pasando en tu vida y por lo tanto entre el 95% y el 99% de tu vida proviene de la programación que realiza tu mente subconsciente.

Quizás, tiempo atrás, cuando eras pequeño/a, tus padres no te compraron el juguete que
querías porque “tú no te lo mereces “. Esta programación se crea y se repite hasta el día de hoy. Y el 95% de tu día estarás saboteando tu vida para asegurarte de que no lo mereces aquello que deseas. Es por eso que, si tienes una programación negativa, el 95% de tu día estarás creando esa experiencia negativa en tu vida.

Y aquí está el problema: la mente consciente y la subconsciente trabajan juntas, no separadas. Esto quiere decir que cualquier cosa en la cual la mente consciente se enfoque, la puede controlar, pero lo que no está enfocado por la mente consciente, es controlado por la subconsciente. Entonces la mayor parte de nuestro día pensamos en el futuro o en el pasado.

Eso es lo que la mente consciente hace. Si ella no está prestando atención al presente todo lo que haces durante el día está siendo guiado por programas que tú ya tienes, pero el problema es que, si la mente consciente no está prestando atención, no puede ver el programa que está siendo ejecutado por la mente subconsciente. Por lo que la mayoría de los días tú no estás usando programas que tu personalmente quieres, lo que realmente deseas, sino que estás usando programas que obtuviste cuando eras niño, de otras personas, que no son verdaderos y que no te ayudan a tener la vida que quieres: sana, abundante y feliz.

Y como no puedes ver estos programas, cuando tu vida no funciona, piensas “El universo no me apoya” o «la vida es dura» o «hay gente que nace con estrellas y otra que nace estrellada, yo soy del segundo grupo», o «el dinero no crece en lo árboles» o «la riqueza es sólo para unos pocos». ¿Alguna de estas frases te suena conocida o la has escuchado antes?

La realidad es que tu propio e invisible comportamiento te esta saboteando, entonces lo
importante es comenzar a pensar en positivo. Pero, ¿qué mente ejecuta el pensamiento
positivo? ¿La mente consciente o la mente subconsciente? La mente consciente que trabaja el 5% del día con un procesador de 40 bits. Esa que trabaja sólo cuando prestas atención…
Entonces, ¿Quién está realmente creando la realidad?

Adivinaste. La mente subconsciente. La que trabaja el 95% del día con un procesador de 40 millones de bits por segundos, eso es pensamiento positivo trabajando. ¡Haz la cuenta!

Por eso resulta tan difícil poder cambiar estos programas. Es como si quisieras cambiar la
programación de una mega computadora con un pequeño celular de los 90'. Es casi imposible. Casi. Pero no imposible.

Es importante no enojarse y entender que la mente subconsciente es como una maquina
grabadora. Ella graba cada experiencia. Y cuando aprietas el botón se repite la experiencia, con los mismos patrones de comportamiento. Cambiar el programa de la mente subconsciente desde la consciente pareciera que fuese imposible de lograr. Pero la realidad es que es más fácil de lo que crees.

Prende la luz: antes de poder reprogramar tu mente, debes saber qué hay para limpiar. ¿Qué es lo que te impide ser feliz? ¿Cuáles son los programas que traes desde muchos años que están creando una realidad poco favorable para ti?

Es muy importante poder conocer primero qué áreas problemáticas hay en nuestro subconsciente para poder sanarlas. Para lograrlo, puedes hacer lo siguiente:

1. Conecta con tu intuición

Las corazonadas, en realidad, son mensajes que envía el subconsciente a la mente consciente. Por tanto, son informaciones que nos dan una pista
sobre lo que hay en él, sobre lo que quiere decirnos.

2. Anota tus sueños

Coloca una libreta al lado de la mesita de noche y escribe en ella cada sueño que recuerdes. Hazlo en cuanto te despiertes, antes de que el olvido se lo lleve. Más tarde, analízalo y pregúntate qué puede significar. ¿Qué te está queriendo contar tu
subconsciente?

3. Medita

Busca un instante de calma en tu día para meditar, no importa cuánto tiempo, lo
importante es poder conectar contigo.

4. Escribe un diario personal

Anota pensamientos, recuerdos, emociones. Ésta es una forma sencilla de crear un espacio donde se desprenda tu esencia y, a su vez, parte de tu
subconsciente.

Solo cuando hayamos encontrado nuestras debilidades, podremos iniciar el proceso interior de cambio. Y la constancia es la clave para lograrlo.

Ahora sí, ¿quieres saber cómo reprogramarte? Aquí te compartimos 5 Pasos Prácticos para poder re-programar tu mente subconsciente. Recuerda que es un trabajo duro, pero se puede lograr.

 

1. Visualiza Tu Vida

Todos los días, durante unos instantes, imagina que estás en el interior de un coche. Tú llevas el control, tú llevas el volante y sabes a dónde debes llegar. Lleva tu atención al viento relajante en el rostro y, en el horizonte puedes ver un hermoso amanecer que te llena de energía y esperanza. Allí, en el horizonte están tus objetivos y te diriges hacia ellos con seguridad y sin miedo. Nada te lo impide.

2. Empodérate

Crea frases que te ayuden a lograr aquello que deseas: yo merezco ser feliz. Merezco cada
bendición que se cruce en mi camino. Soy increíblemente abundante. Mis peores enemigos
están en mi mente y ya los he vencido. Repite estas firmaciones, especialmente antes de
acostarte.

3. Vive «aquí y ahora»

Conéctate con el presente. Si focalizas tu atención en el pasado o en el futuro, tu subconsciente estará actuando. Es en el aquí y ahora donde se abren todas las oportunidades.

4. Una a la vez

Evita el multitasking o hacer varias tareas al mismo tiempo. El estrés que genera querer hacer cien cosas a la vez es el enemigo de nuestra paz interior. Aprende a fluir con cada cosa que haces en el momento presente, es ahí donde debes focalizar toda tu energía.

Tienes un sólo objetivo: ser feliz, ser tú mismo, ser sano, y convertirte en la persona que de verdad deseas ser.

¿Sabes quién te puede impedir lograrlo? ¿Cuál es tu mayor obstáculo? Tú mismo. Tus pensamientos negativos con esas frases nefastas de «no puedo, no merezco» son las creadoras de tu fracaso. Evita la mente errática y deja que un subconsciente más seguro, más maduro y con mayor poder te lleve a donde quieras llegar.

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here